Suramérica

Perú

Pedro Castillo, manifestación de la campaña

El triunfo de Pedro Castillo en las pasadas elecciones presidenciales en el Perú es un hecho de gran importancia política. Haber logrado derrotar, así fuese por estrecho margen, a la candidata Keiko Fujimori que contó con el respaldo de toda la burguesía peruana, genera enorme expectativa entre las masas populares de ese país. Reproducimos a continuación el pronunciamiento del grupo Trabajadores Socialistas Cusco en el cual señalan como hay que defender ese triunfo, más allá de las limitaciones del programa que levanta Castillo.

Defendamos en las calles
lo que la población decidió en las urnas

De acuerdo al conteo oficial de la ONPE al 100% el ganador es el profesor provinciano Pedro Castillo. Sin embargo, el proceso se ha alargado debido a actas impugnadas que están siendo revisadas por jurados especiales dilatando el proceso electoral. Hay un récord de actas observadas por el fujimorismo y a partir de allí, en los últimos días se ha venido planteando cada vez más abiertamente, por parte la élite limeña y la candidata de los ricos, Keiko Fujimori, que hay fraude. Lo raro y curioso, a todas luces, es que no presentan ninguna prueba contundente para tales afirmaciones. Es claro que, detrás de todo, se oculta el miedo de los ricos a perder el control total del manejo económico que durante los últimos 200 años han tenido en sus manos.
El fujimorismo y la clase que le apoya, fiel a su tradición golpista y dictatorial, con manotazos de ahogado, buscó primero anular miles de votos de los peruanos pobres del interior del país. Ahora, con los ingentes recursos con que cuenta, con los famosos estudios de abogados, los medios de comunicación, etc., busca dilatar el proceso de actas impugnadas y traerse abajo las elecciones donde la voluntad popular se impuso al clasismo de las élites, a sus amenazas y chantajes, al terruqueo, al racismo y la manipulación, eligiendo Pedro Castillo como nuevo presidente. Así, queda claro que a la oligarquía, al gran empresariado y a sus agentes políticos solo les interesa la democracia cuando les conviene o cuando favorece sus intereses particulares y no cuando el pueblo decide. Esa es la democracia que defiende el empresariado financista del fujimorismo y los que se llenaron la boca denunciando falazmente, durante todo este proceso electoral, que se viene el “comunismo”.
Hoy se trata, entonces, de defender la voluntad popular, pues el pueblo pobre y la clase trabajadora no solo votaron contra el fujimorismo, sino, contra todas las políticas antilaborales, antipopulares, de abandono muerte y enfermedad. Además de votar por el profesor Pedro Castillo quien personificó la bronca de estos sectores sociales, postergados por todos los gobiernos neoliberales.  Usando el voto la población trabajadora ha pateado el tablero, pues les dijeron basta a los empresarios y sus agentes políticos hundidos en la corrupción, como el fujimorismo. Por eso, los trabajadores y el pueblo pobre tienen todo el derecho de defender el voto, con el método de la movilización y la lucha de masas.
Sabemos, además, que con esta elección, no se resolverá fácilmente la actual y profunda crisis política, sin embargo es un pequeño paso para intenta cambiar el statu quo tal como hasta ahora lo imponen. El próximo gobierno no podrá resolver la actual crisis política e institucional, tampoco la crisis sanitaria expuesta por la pandemia; a lo mucho intentará dar algún margen para tomar medidas económicas que favorezcan al gran capital, porque el plan de “estabilidad” de la patronal de seguir cargando el peso de la crisis sobre las mayorías, sobre lo que menos tienen, no puede ser derrotado con solo las instituciones y en ésta democracia de los ricos.
En cualquier escenario, al pueblo y a los trabajadores solo nos queda luchar para defender nuestro empleo, la salud y la vida de nuestras familias. Pero no sólo eso. Los trabajadores y las grandes mayorías que queremos un cambio social, y por eso eligiendo a Castillo, castigamos con el voto a la clase dominante, debemos apostar por nuestras organizaciones y la movilización social para que nuestras necesidades sean atendidas y apostar por nuestras organizaciones y movilización nos planteará mejores perspectivas.

Abajo las maniobras dilatorias de Keiko

Trabajadores Socialistas – Cusco
Junio de 2021

——————————————–

Campaña política de solidaridad internacional

¡Basta de amenazas y persecución judicial
contra María Rivera!

La Liga Internacional de los Trabajadores (LIT) está adelantando una campaña política para exigir al gobierno de Sebastián Piñera en Chile que cesen las amenazas de muerte y se retiren todos los cargos judiciales que el autoritario régimen que preside Piñera ha interpuesto contra María Rivera. La compañera es dirigente del Movimiento Internacional de los Trabajadores (MIT) y también una reconocida defensora de los derechos humanos, quien estuvo presa bajo la dictadura de Augusto Pinochet. El Grupo Socialista de los Trabajadores impulsa esta campaña y llama a todos los demócratas y revolucionarios de nuestro país y a nivel internacional a respaldarla. Reproducimos la información publicada por el MIT sobre el tema.

https://litci.org/es/declaracion-del-mit-sobre-la-persecucion-a-nuestra-camarada-maria-rivera/

Declaración del MIT sobre la persecución
a nuestra camarada María Rivera

Desde el 18 de octubre de 2019 nuestra compañera María Rivera empezó a recibir amenazas de muerte a través de llamadas telefónicas y mensajes de Facebook. Los mensajes eran bastante precisos, con descripciones de su ropa y direcciones que frecuentaba. En ese entonces exigimos una respuesta inmediata de la Justicia y una investigación, pero nunca aceptamos la propuesta de la Fiscalía de que la seguridad de la compañera fuera realizada por un punto fijo, o sea, un Carabinero. Sabemos que Carabineros y el Estado chileno no pueden garantizar la seguridad a una luchadora social como María, que defiende a los activistas y está permanentemente denunciando a las Fuerzas Represivas y al Estado chileno. Así, hace más de un año, empezamos a organizar de forma colectiva, a partir de la militancia del MIT, familiares y activistas la seguridad de la compañera.

María es una de las abogadas coordinadoras de la Defensa Popular, grupo de abogadas y abogados comprometidos con la lucha social que hace casi 20 años defienden a estudiantes, dirigentes sindicales, sociales, presos políticos, etc. María, junto a la Defensa popular, el Comité de Abogados Hermanos Vergara y otras organizaciones fueron los primeros a interponer una querella por crímenes de lesa humanidad en contra de Piñera, después de que el ilegítimo presidente dijo que estaba en guerra contra su pueblo y autorizó a Carabineros y a las FFAA a matar y mutilar a centenas de personas.

La experiencia directa de María con la represión del Estado, no empezó el 18 de octubre de 2019. En dictadura, María vivió la prisión y tortura en el Cuartel Borgoño. Desde entonces nunca dejó de luchar. Hace más de 10 años que la compañera sufre amenazas por su rol en defensa de los activistas sociales. En uno de los casos más emblemáticos, una bomba explotó dentro de su oficina en el contexto de las protestas de 2011, dejándola casi sorda de un oído. Hasta hoy no se sabe quiénes fueron los responsables de poner el artefacto.

Desde el 18 de octubre de 2019 María ha sido la principal portavoz del Movimiento Internacional de Trabajadores. Ha estado muchas veces en la Plaza de la Dignidad y en otros innumerables espacios del movimiento desde el inicio de las protestas, haciéndose aún más conocida por sus potentes discursos en el epicentro de nuestra revolución. Pero María no habla por sí sola. María representa el MIT y logra expresar lo que piensan gran parte de los trabajadores y la juventud – el odio a la opresión, a la desigualdad y a la explotación, las ganas de cambiar todo. María, como legítima portavoz del pueblo es un peligro para los poderosos. Por eso ahora está siendo perseguida.

Desde nuestra prensa – La Voz de los Trabajadores – y de varias intervenciones de María y otros camaradas de nuestra organización hemos realizado un permanente emplazamiento a las tropas de Carabineros y FFAA a que dejen de reprimir el pueblo. En un video de inicios de 2020, María emplaza a la tropa a romper con la oficialidad y pasar al bando del pueblo. Por ese video ahora la oficialidad de Carabineros la quiere meter en la cárcel interponiendo una denuncia ante la Fiscalía y acusándola “sedición impropia” y de cometer crímenes contra la “seguridad interior del Estado”. Intentan utilizar la nefasta legislación de la dictadura para perseguir a una luchadora social. María obviamente no es la única, tenemos aún decenas de presos políticos y centenas de jóvenes y trabajadores siendo perseguidos por el Estado por el simple hecho de manifestarse y defenderse de la represión estatal.

Como brazo derecho del aparato represor del Estado aparece el periódico de derecha “El Libero”, financiado por grandes figuras de la burguesía chilena y dirigido por nadie menos que Hernán Büchi, ex ministro de Pinochet. Hace muchos meses que “El Libero” viene publicando artículos en contra de dirigentes sociales y en particular en contra del MIT. En este[1] artículo demostramos quiénes están por detrás de ese patético pasquín. Responsabilizamos a los seudo periodistas y accionistas del Libero por las amenazas y la persecución de que es blanco nuestra compañera y nuestra organización. Este oscuro periódico se dedica a investigar a las organizaciones y movimientos populares para dar material a grupos de extrema derecha, al gobierno y a la oficialidad de las Fuerzas represoras. Es repudiable que profesionales del periodismo vivan de eso.

Por último, queremos reafirmar que no aceptaremos ningún ataque o amenaza en contra de nuestra compañera María Rivera y en contra de nuestra organización. Seguiremos defendiendo abiertamente a los activistas sociales, a la Primera Línea, a los presos políticos, trabajadores y a la juventud que se defiende del aparato policial con lo que tiene en las manos. Llamamos a todo el activismo y organizaciones sociales a sumarse a ese emplazamiento a la tropa de las Fuerzas Armadas y Carabineros a que dejen de reprimir el pueblo, que desobedezcan a sus oficiales, que se organicen si no están de acuerdo con las órdenes de sus superiores, que no sean los verdugos de su propio pueblo.

¡Todo el apoyo a la compañera María Rivera!

¡Libertad inmediata a todos los Presos Políticos sin condiciones!

¡Fin a la persecución política de los activistas sociales!

¡Que la tropa de las Fuerzas Represivas desobedezca a sus oficiales y no reprima a su propio pueblo!

A %d blogueros les gusta esto: